Main Content

Te proponemos actividades saludables que te ayudarán a conseguir equilibrio y bienestar: clases de Yoga (tradicional y dinámico), Pilates y meditación.

Una forma de vida

01
1 YOGA VINYASA ( Dinámico )

Práctica de yoga intensa y retadora, inspirada en el sistema tradicional del Ashtanga Vinyasa Yoga.

Leer Más
02
HATHA YOGA ( YOGA TRADICIONAL)

Clase de hora y media de Yoga Clásico.

Leer Más
03
Pilates

El método Pilates está basado en un programa de ejercicios con movimientos suaves, lentos y controlados.

Leer Más

Ven a conocer nuestras instalaciones

Sala Namaskar

Mucho más que una clase.

"El ritmo del cuerpo, la melodia de la mente y la armonia del alma crean la sinfonía de la vida"

B.K. S. Yyengar

Talleres

Yoga en familia.// Baño de sonidos.

Medita-Acción. // Vinyasa fin de Semana.

Namaskar es un espacio de cuidado. Un lugar donde parar, escuchar el cuerpo y silenciar la mente.
No necesitas ninguna experiencia ni condición física especial. Partiremos del ritmo y circunstancias de cada uno, realizando una práctica amable y consciente. Puedes concertar una entrevista personal y gratuita si necesitas asesoramiento para comenzar en la actividad que mejor se adapte a tus necesidades.
¡Conócenos! la primera clase es gratuita.

 HORARIOS DISPONIBLES

Volvemos tras el confinamiento con novedades:

Clases Online

Clases Presenciales: Grupos mínimos de alumn@s, ( 2m. de distancia)

Combinar Online +  Presencial.

Para asistir a las clases presenciales hay normas de seguridad por el COVID.19. 

 

Testimonios

  • *Para cambiar tu vida primero debes cambiar tú. Todas vivimos en algún momento esa sensación de agotamiento físico y mental en la que lo único que experimentamos dentro de nuestra cabeza es ruido. Seguro que te reconoces ahí, intentando modificar aspectos de tu vida con los que no estás contenta pero sintiendo a la vez que no terminas de hacerlo del todo.   Leer más...
    Zahira Fernández
  • Empecé a hacer yoga por mi cuenta, en casa, hace algo más de un año. Desde el primer vi que esto era lo mío: cada día me dolía menos la espalda, me sentía muy bien conmigo misma, no tenía ansiedad y mi cuerpo empezó a notar los beneficios. Después de un mes, más o menos, comencé a avanzar en algunas posturas, sin un asesoramiento correcto y sin nadie que me guiará.   Leer más...
    Mila Caballero